Marketing educativo: crea un plan efectivo para atraer y retener alumnos

Cinco niños de diferentes etnias sonríen tras terminar el estudio

5 Estrategias de marketing educativo que dan resultados exitosos


Internet abrió múltiples oportunidades en la educación. En el nuevo escenario existe una gran cantidad de oferta de educación pública y privada. Por eso, el marketing educativo es un gran aliado para que Instituciones, Escuelas y Universidades puedan mostrar sus propuestas académicas, talleres, cursos y demás.

Traducido en resultados concretos, implementar o poner en acción estrategias de marketing educativo tiene como finalidad captar un mayor volumen de estudiantes, emplear actividades para satisfacer a la comunidad educativa, incrementar el sentido de pertenencia del alumnado y retenerlo.

En el siguiente artículo ofrecemos 5 estrategias de marketing educativo para ofrecer experiencias únicas a los estudiantes. De ser aplicadas, cualquier institución puede aspirar a convertirse en la mejor opción para el desarrollo y la formación del alumnado o los potenciales aprendices.

¿Qué es el marketing educativo y cómo puede ayudar?


El marketing educativo cumple las mismas funciones que el marketing tradicional, con la diferencia de que el primero busca atraer a los padres y potenciales alumnos empleando diferentes estrategias.

El objetivo es demostrar el agregado de valor que una institución ofrece y por lo que se distingue de las demás propuestas.

Resulta difícil creer que alguien decide contratar un tipo de servicio, sin antes conocer quién lo ofrece. En el caso de los estudios esto es incluso más complejo debido a que la educación es para muchos una decisión que reviste importancia y no se debe tomar a la ligera.

Por esto, a la hora de evaluar alternativas se toman en cuenta muchos parámetros para calificar el nivel de oportunidades y las ventajas que una casa de estudios posee. Aunque los tiempos actuales se modificaron sustancialmente, el método de elección continúa siendo el mismo:

Obtener información, analizarla y tomar una decisión.

Aquí es donde toma protagonismo el marketing educativo,  enfocándose no sólo en promocionar los servicios de un centro educativo  sino intentando deleitar y orientar a quienes tengan una consulta o búsqueda particular sobre cuestiones de formación o aprendizaje.


Estos son algunos de los beneficios de aplicar marketing educativo:

  • Identificar lo que busca el público para elaborar contenidos que respondan a las  necesidades de los clientes, les llame la atención y la institución comience a ser considerada como una opción concreta.
  • Mejorar la comunicación de la organización empleando herramientas poderosas como el e-mail marketing para transmitir contenido educativo o información de valor.
  • Fidelizar alumnos y familias para que ellos se conviertan en promotores únicos de la casa de estudios.
  • Consolidar los valores, objetivos y la cultura del centro educativo.
  • Acertar en la creación de servicios que respondan a las necesidades del mercado actual.

Lo cierto, es que los tiempos actuales demandan una mejora continúa en las estrategias de marketing que se aplican. Por eso, a continuación te presentamos estrategias indispensables para que una Institución consiga resultados efectivos que puedan mantenerse en el tiempo.

1. Planifica una estrategia de comunicación eficaz


Aplicar marketing educativo es justamente crear una serie de estrategias para obtener resultados concretos. Por ello, es primordial que antes de llevar a cabo cualquier acción se realice una investigación profunda.

El objetivo es que se conozca a la perfección los beneficios de la institución, es decir lo que la hace única y la diferencia de la competencia. Contar con esta información es llegar de manera directa al público objetivo, es decir las personas correctas.

Tener información sobre la ubicación geográfica, edades, situación sociocultural, económica y hábitos de Internet permite delinear los criterios que son tenidos en cuenta a la hora de adquirir un servicio educativo.

Con esta información, se puede hacer foco en, por ejemplo las instalaciones, el precio de la matrícula, los cursos de idioma, las certificaciones y demás.

El siguiente paso es evaluar de forma objetiva cómo la institución responde a estos criterios. En este punto es necesario preguntarse ¿lo que ofrezco es mejor que la competencia? ¿Qué se puede mejorar? ¿Qué me hace falta?

Una vez claro este punto se puede trabajar en los argumentos de comunicación y los medios por donde serán difundidos. Para esto se debe tener en cuenta un presupuesto destinado ala publicidad.

También se debe realizar un seguimiento del plan, haciendo hincapié en las acciones exitosas y descartando las que no funcionaron. Aquí es donde toma protagonismo la analítica para evaluar los resultados.

2. Gestión de clientes para conseguir alumnos


Una gestión de clientes o lead magnet es un contenido de valor y calidad que se brinda de forma gratuita a un usuario, a cambio éste brinda su información de contacto. Esta acción cumple una función relevante en la captación de leds porque se acerca de forma directa a quienes poseen un un interés genuino.

Manos de mujer sobre escritorio con computadora encendida con imagen de joven asiática liderando videollamada

Las ventajas de emplear lead magnet son muchas, en principio se trata de un recurso económico en el que puedes otorgar contenido que se relaciona directamente con la propuesta académica o de estudio que se ofrece.

Como recompensa se recibe el nombre, teléfono y correo electrónico de una persona interesada en el servicio. Así es como se logra el inicio de una relación, es decir que se cumplió con llamar el interés de un usuario y guiarlo a realizar una acción concreta.

A continuación te mostramos algunos ejemplos de buenas prácticas de lead magnet:

  • Master Class
  • Webinars
  • Mini curso
  • E-books
  • Demostración o prueba de productos
  • Casos de Éxito
  • Talleres

3. Tener una página web optimizada


Para cualquier centro de formación es indispensable tener una página web. Aunque el motivo parezca obvio, son muchos los que aún no dimensionan la relevancia de Internet.

En la actualidad millones de usuarios buscan información navegando en la nube: cursos, talleres, ferias estudiantiles y más. Entonces, una web atractiva, optimizada con recursos del SEO, permitirá a tus potenciales clientes encontrar tu oferta académica con mayor facilidad.

Otra de las ventajas es que la institución educativa tendrá una mejor imagen. En este espacio se pueden mostrar las instalaciones, contar la trayectoria, los años de experiencia, vender cursos online o incluso dar a conocer a tu staff de profesionales y profesores.

No obstante, sea educación a distancia, híbrida o puramente presencial tener una web calificada es una de las herramientas que te ayudarán destacar entre una creciente competencia.

¿Qué se debe tener en cuenta al momento de crear una web para un centro educativo?

  • Amigable y capaz de brindar una buena experiencia de navegación al usuario.
  • Un diseño atractivo que llame la atención.
  • Tener la información de tu oferta académica ordenada, clara y bien redactada.
  • Describir con detalle las características curriculares y evaluativas de la oferta académica y el valor agregado de calidad educativa que ofrecen
  • Brindar datos de contacto para que los usuarios interesados puedan contactarse.
  • Emplear herramientas analíticas para medir el alcance de las acciones realizadas.

4. Redes Sociales


Al igual que contar con una página web de excelencia, un centro educativo no puede estar ajeno a las redes sociales. Hoy en día son unos de los canales más populares de difusión, por lo que bien utilizadas se convierten en poderosas aliadas.

Con ellas se puede transmitir información, compartir agenda e incluso despejar dudas y consultas de padres y representantes.

Mujer joven sostiene celular e interactúa en redes sociales

Las redes sociales deben ser empleadas para fortalecer los lazos entre la comunidad estudiantil, como vincular a los estudiantes con los profesores, contarse con otros centros de formación, profesionales y hasta alumnos. En otras palabras, abrirse al mundo.

Dentro del ámbito educativo, las redes sociales crean entre los estudiantes el valor de compartir y colaborar. Se favorece la cooperación entre grupos, así como la divulgación de herramientas para el aprendizaje.

Bien utilizadas, fomentan nuevas dinámicas de trabajo, como el colaborativo y hace de las tareas un trabajo activo y divertido explorando diferentes formas de acceder a recursos para completar las tareas asignadas.

Finalmente es indispensable que las publicaciones tengan llamadas de acción o call to action (CTA). Las mismas son botones que invitan al usuario a realizar una acción como llenar un formulario.

Este recurso es un valor agregado y acerca a las personas que realmente tienen un interés genuino.

5. Ofrece experiencias de calidad


Puede parecer obvio pero la mejor forma de retener a tus alumnos es ofreciéndoles educación de calidad. De nada sirve tener un buen marketing para captar alumnos si no puedes retenerlos.

El objetivo debe centrarse en que la institución se vuelva referente, un espacio de aprendizaje dinámico y efectivo. Ello implica estar a la vanguardia y conocer las tendencias del sector. Un buen ejemplo sería el uso de tecnologías educativas en los espacios áulicos.

Enriquecer el aprendizaje empleando este tipo de herramientas hará que el centro educativo responda a las necesidades de la educación del siglo XXI. Brindar una buena experiencia no se limita a instituciones cómodas y equipadas, se extiende a plataformas amigables, de igual calidad educativa y pensadas para motivar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Para la UNESCO ofrecer un servicio educativo de calidad implica dar relevancia a desarrollos cognitivos más elevados, como por ejemplo la motivación y proactividad del alumnado, la capacitación constante de los profesores, la formación en valores sociales de la sociedad y demás.

Tres estudiantes varones y una niña se ríen y divierten mientras realizan sus tareas en un aula

Conclusión


El sector educativo, en la actualidad es uno de los más competitivos porque existen millones de opciones y resulta complejo destacar. La buena noticia es que no es imposible si se aplican algunos de los criterios básicos que recomendamos en el artículo.

No obstante, aunque resulte un desafío es indispensable aplicar estas estrategias de marketing en las Instituciones educativas ya que los usuarios actuales buscan estos servicios a través de los nuevos canales de comunicación.

El propósito de aplicar marketing para la educación es dar las herramientas necesarias para construir y comunicar una propuesta de valor. Para ello, las acciones que se deben realizar deben ser certeras.

Esto se debe a los constantes cambios que impone el Internet, lo que obliga a renovar las estrategias. Hoy en día las mismas se expandieron hacia las redes sociales y los motores de búsqueda por lo que los esfuerzos deben ser dobles.

Ante esto, la mejor solución es tomar el tiempo necesario para crear una sólida estrategia, lo que implica investigar, hacer pruebas, resolver problemas y aprender. Sólo así se puede crear el mensaje correcto para atraer al usuario adecuado en el momento preciso.

Compartí en las redes

Maria Florencia García

Mar 23, 2022

Descubre las estrategias que utilizan las escuelas más exitosas de América Latina

Entrar

Contactar

¿Necesitas más información? Contáctanos por el siguiente formulario para responder tus consultas.