¿Por qué y para qué STEM desde la primera infancia?

Grupo de jóvenes viendo un video en un smartphone

En los últimos años ha tomado auge en el mundo de la educación la palabra STEM o STEAM (Science – Technology – Engineering – Art- Math). El primero no incluye las artes, pero en este artículo se entienden por igual. Este enfoque educativo permite que los estudiantes puedan vivir, dentro del aula, experiencias de aprendizaje activo, que puede ser integrador y conectarse con la vida cotidiana, tanto de una forma local como global. Considerando STEAM como una metodología activa definida por López (2005), como:

“un proceso interactivo basado en la comunicación profesor-estudiante, estudiante-estudiante, estudiante-material didáctico y estudiante-medio que potencia la implicación responsable de este último y conlleva la satisfacción y enriquecimiento de docentes y estudiantes”.

Anagrama de STEAM

Tenemos la creencia que el enfoque STEAM es únicamente para las clases de tecnología pero nos equivocamos, esta metodología se puede implementar en muchas de las asignaturas o áreas de conocimiento e inclusive permite integrarlas para tener un mejor aprendizaje que en los primeros años es clave por la sencillez del pensamiento que tienen los pequeños cuando descubren su entorno y por no tener miedo a experimentar. Yakman (2008) ve a la metodología STEAM como:

"un aprendizaje estructurado que abarca varias disciplinas, pero no realiza ninguna en particular, sino que se da importancia a la transferencia de los contenidos entre las materias”.

Niña programando un robot, y pareja de niños jugando al fondo

A raíz de este enfoque surgen preguntas como: ¿A quién va dirigido?, ¿qué contenidos o competencias hay que tener en cuenta?, ¿cómo hay que integrarlas?, y especialmente la pregunta que hoy nos trae por acá: ¿Por qué y para qué STEM desde la primera infancia?

Estamos preparando estudiantes para enfrentar las demandas del mundo actual y futuro, por lo que debemos desarrollar en ellos las destrezas y habilidades que les apoyaran en su desempeño en general, pero a su vez en los trabajos del futuro, que probablemente en este momento desconocemos. Es por eso que mediante el uso de este enfoque educativo, el estudiante es capaz de aumentar la creatividad, desarrollar su pensamiento crítico para la resolución de problemas, mejorar la autoestima e impulsar la capacidad de comunicación, permitiendo a los estudiantes la experimentación en primera persona. Esto permite la apropiación de conceptos y experiencias a largo plazo.  La educación infantil contiene una edad en la que el experimentar con el entorno y explorar contiene un gusto particular (DeJarnette, 2018), motivo por el que la educación STEAM tiene mucha relación en el proceso de aprendizaje.

1 niña y 2 niños disfrazados de astronautas

La educación STEAM hace énfasis en la primera infancia, ya que los investigadores coinciden en que los destacados ingenieros o científicos, también son personas con habilidades musicales, poetas o artistas plásticos; por lo que la integración de las disciplinas artísticas pedagógicamente orientadas contribuyen a un mejor resultado de la comprensión del contenido.

El aprendizaje basado en investigación, combinado con la construcción y creatividad que se practica dentro de un ambiente STEAM tienen relación íntima con el desarrollo integral de los estudiantes y contribuyen al aprendizaje a lo largo de la vida. Teniendo en cuenta habilidades que se aprenden en la primera infancia, tales como cortar, pegar, rodear, hacer formas y su combinación con habilidades STEAM el potencial para diseñar ambientes de aprendizaje enriquecedores y creativos es inmenso.

Al iniciar la implementación de este enfoque en la primera infancia, todas estas habilidades del siglo XXI se desarrollan y se potencian al complementar la educación primaria con el modelo STEAM. Comenzar desde pequeños es bastante valioso, ya que minimiza el miedo a las nuevas tecnologías, sin olvidar la capacidad de los niños de enfrentar el fracaso en el momento de tomar riesgos que probablemente en otras circunstancias suelen evitar. De esta manera se educa en comprometerse con una idea, aplicarla, y si falla, intentar de vuelta desde otra perspectiva.

Según Leivo (2015), una especialista finlandesa en educación STEAM, la expectativa de lo que significa tener competencia en practicar ciencia y entender la ciencia se ha expandido y ha cambiado. No sólo los hechos y el conocimiento sino que los estudiantes que entienden la ciencia pueden hacer conexiones entre varias representaciones de un concepto dado, valorar las bases del conocimiento y considerar la justificación de los argumentos así como también saber cuándo y cómo hacer preguntas.

Niña y niño programando un robot

Una ventaja de uso del enfoque STEAM, es que éste no limita la combinación de otras metodologías de distintos enfoques, al contrario, puede ir de la mano perfectamente con un aprendizaje cooperativo, una metodología de diseño de pensamiento, aprendizaje basado en investigación (ABI) o incluso aprendizaje basado en proyectos (ABP).

Para finalizar, es valioso hacer mención a la importancia que posee este enfoque de aprendizaje, ya que está indicado para todo tipo de persona sin hacer ninguna excepción. Estamos convencidos de que los estudiantes por naturaleza son ingenieros, constructores, arquitectos, artistas, entre muchos otros roles más y la gran tarea docente es potenciar esas habilidades y quitar las limitaciones para que puedan acceder a desafíos de pensamiento más profundo y significativo.

Compartí en las redes

Por Allison Zamora (Ingeniera en Sistemas) y Gina Galeotti (Pedagoga)

Dec 14, 2022

Conoce más sobre EduTech

Entrar

Contactar

¿Necesitas más información? Contáctanos por el siguiente formulario para responder tus consultas.